No todas las frutas se caen bien: cómo combinarlas correctamente. Parte I

No todas las frutas se caen bien: cómo combinarlas correctamente. Parte I

La cantidad inagotable de colores, sabores, beneficios, texturas y olores que podemos encontrar en cada una de las frutas que conocemos, las convierten en uno de los alimentos más suculentos y saludables que existen. Sin embargo, a la hora de querer combinarlas hay ciertos factores que debemos tomar en cuenta.

Estudios realizados en los campos de nutrición y terapia de frutas han demostrado que cada una de ellas está compuesta por una serie de diferentes y particulares sustancias. Estas, al ser mezcladas con sustancias de otras frutas no afines, pueden generar reacciones químicas desfavorables para el organismo. Y es que por muy exquisita que la combinación de frutas como el plátano y la guayaba, los expertos señalan que más allá de su agradable sensación al paladar, la mezcla de frutas dulces con otras ácidas, por ejemplo, puede ser causa de incómodos efectos secundarios digestivos.
“Problemas de acidez, anemia y hasta intoxicaciones son algunas de las consecuencias que se generan debido a una inadecuada combinación de frutas. Lo que sucede es que las personas aún no saben alimentarse y no tienen en cuenta aspectos básicos como la división de las frutas según su sabor: las dulces, ácidas, semi-ácidas o neutras”, señala Alberto Arias, especialista en terapias naturales.
“Con el fin de que el organismo pueda recibir todos los beneficios nutritivos de este importante alimento y evitar perjudiciales reacciones químicas, la persona debe empezar a evitar las mezclas. Cuando hay un consumo adecuado, los problemas gastrointestinales como la flatulencia o dolores estomacales son erradicados”, agrega el nutricionista Jairo León.
frutas bodegas platé canarias
La importancia de una buena alimentación radica en los aportes que esta brinda a la salud y al desarrollo mental y físico de las personas. Y aunque las frutas son un aliado perfecto para llevar a cabo una dieta balanceada y equilibrada, la incorrecta combinación de las mismas puede generar efectos contraproducentes en el organismo.
Si este artículo te pareció interesante, sigue nuestras publicaciones en redes sociales y no te pierdas la segunda parte¡Gracias por compartir!

One Response

Deja un comentario