Además del vino, los gatos son los mejores amigos de los escritores

Además del vino, los gatos son los mejores amigos de los escritores

Gatos a la sombra del escritor, mascotas fieles e independientes.

Existen libros que hablan de escritores y artistas que prefirieron gatos como mascotas. Es un curioso punto común entre el mundo bohemio de escritores, pintores y poetas de los últimos siglos.
Parece que la personalidad solitaria de los gatos, y su casi autonomía, les hacen los compañeros perfectos. Es capaz de hacer compañía sin demandar mucha atención ni pedir cuidados y mimos en exceso. Enroscado en una esquinita, vigilando la ventana o dando calor al regazo de su dueño.
Se pasean solos, hacen sus necesidades en un arenero, comen a ratitos y les gusta observar sin ser vistos. La discreción hecha mascota. ¿Qué más se puede pedir?
Algunos, incluso se han hecho famosos. Snowball, bola de nieve para los hispanohablantes, fue el gato de Ernest Hemingway.
Gatos y Escritores - Bodegas Platé
Fuente: http://bit.ly/2nbwpFp
Hemingway llegó a convivir con más de 20 gatos, casi todos descendientes de Snowball. Este tenía la particularidad de tener 6 dedos en cada pata. De hecho a día de hoy, en la casa-museo dedicada al escritor todavía quedan descendientes con la misma mutación genética.

“Fábricas de ronroneos” y “esponjas de amor”.

 No es fácil tener un vínculo tan grande con un gato, ya no hablemos de tenerlo con más de veinte. Hemingway la tenía y se desvivía por ellos. Tanto, que en una ocasión le escribió abrumado a un amigo contándole que había tenido que sacrificar a uno de un disparo.
Una vez uno logra conectar con un felino, la relación es especial e inigualable. Será por eso que se llevan tan bien con los artistas, sus peculiaridades y sus soledades.
Los gatos han cobrado popularidad como protagonistas de la vida cotidiana. Son auténticas celebridades en las redes sociales por sus peripecias y sus andanzas.
Jorge Luis Borges llegó a escribirle poemas a su fiel, aunque irascible gato blanco, Beppo.
Gatos y Escritores - Bodegas Platé
Fuente: http://bit.ly/2Bro9Gz

Beppo

El gato blanco y célibe se mira en la lúcida luna del espejo y no puede saber que esa blancura y esos ojos de oro que no ha visto nunca en la casa, son su propia imagen. ¿Quién le dirá que el otro que lo observa es apenas un sueño del espejo? Me digo que esos gatos armoniosos, el de cristal y el de caliente sangre, son simulacros que concede al tiempo un arquetipo eterno. Así lo afirma, sombra también, Plotino en las Ennéadas. ¿De qué Adán anterior al paraíso, de qué divinidad indescifrable somos los hombres un espejo roto?
Nada más apropiado para disfrutar de una tarde de invierno. Mantita, un buen libro, una copita de Platé y quizás, solo quizás, un gato.

¿Conoces la historia de algún otro gato famoso? Comenta debajo de este post y la subiremos a este artículo. ¡Gracias por seguir y compartir con Bodegas Platé!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *