Lo que no te han contado sobre las hebras del plátano.

Lo que no te han contado sobre las hebras del plátano.

Basta con retirar la cáscara de un plátano para dar con ellas.

Se desprenden con excesiva facilidad del maduro; mientras que del verde, se aferran como si su vida dependiera de ello. Existen algunos que las ven con cierta indiferencia, aunque es mucho mayor el grupo de detractores. Este ejército de largas y estiradas hebras de color blancuzco que rodean la verticalidad del plátano se llaman paquetes de floema, y cumplen una función que estás a punto de descubrir.
Los floemas son complejos tejidos que se encargan de distribuir los nutrientes y el agua al rededor de una planta, con el objetivo de que sean utilizados para el desarrollo de la misma. De ahí a que cada vez que disfrutamos de un exquisito plátano, sea gracias a este incómodo conjunto de hilos. En una entrevista concedida al Huffington Post de Estados Unidos, el Dr. Nicholas D. Gillet, vicepresidente de investigación nutricional del Dole Nutrition Institute, de Carolina del Norte, nos ilustra más sobre el tema:
P: ¿Existe alguna diferencia nutricional entre los paquetes de floema y el resto del plátano?
R: Aunque aún no hemos analizado de forma aislada los paquetes de floema, es probable que el valor nutricional no sea el mismo. Debido a la función específica que desempeñan, probablemente tengan una estructura diferente, de modo que lo más normal es que su composición química sea también diferente a la del resto del plátano. Seguramente tienen más fibra y de más tipos, además de otros componentes estructurales necesarios para desempeñar su función. Por ello, también tendrían un perfil alimenticio distinto para el ser humano. No obstante, su proporción es tan pequeña en comparación con el resto del plátano que, te los comas o no, no supondría ninguna diferencia significativa en tu nutrición, a no ser que ingirieras una gran cantidad de paquetes de floema.
P: ¿Es seguro comer paquetes de floema?
R: Forman parte de los plátanos, así que claro que sí. Otra cosa es que estén ricos. En general, todas las partes de una fruta son inocuas. La gente se come con normalidad la piel de las manzanas, de las peras… y nos podríamos comer la piel de los plátanos, incluidos los paquetes de floema, si quisiéramos. No hay ninguna prueba que sostenga que son dañinos.
P: Entonces, ¿es bueno comérselos?
R: Comer fibra siempre es sano.
P: ¿Qué tipo de reacciones u opiniones recibes sobre los paquetes de floema?
R: En general, en el Dole Nutrition Institute no hemos recibido ninguna queja importante sobre los paquetes de floema. Como científico que ha llevado a cabo varios ensayos clínicos con cientos de sujetos a los que les pedíamos que comieran una gran cantidad de plátanos, puedo asegurar que ninguno de ellos se ha quejado nunca de los paquetes de floema.
P: ¿Sería posible desarrollar plátanos sin paquetes de floema?
R: Técnicamente, sería posible, pero si son necesarios para que los nutrientes se distribuyan bien por toda la fruta y no son realmente molestos, ¿para qué íbamos a hacerlo? Desde el punto de vista de nuestra empresa, que busca facilitar el acceso a una nutrición más sana, creemos que hay mejores formas de invertir nuestros recursos, como desarrollar cultivos resistentes a las plagas o variedades con mayor contenido nutricional.

¡Así que ya sabes: del plátano, todo! Aparte de todos los beneficios que aporta esta fruta a nuestro organismo, se suman las propiedades saludables de su propia cáscara. Síguenos en redes sociales y descubre todo lo que en Bodegas Platé tenemos que contarte.

Deja un comentario